c.e.i.p. Juan de la Cierva

SECRETARÍA

La secretaría del centro es la encargada de facilitar cualquier trámite de tipo administrativo que cualquier padre o profesor tenga que realizar en nuestro centro.

Comedor

El Colegio cuenta con comedor propio en el que se elabora con estricta supervisión el menú de los alumnos.

Instalaciones deportivas

Canchas de fútbol sala, tres canchas de baloncesto y voleibol y un gimnasio cubierto. El colegio ofrece además a sus alumnos actividades deportivas como gimnasia rítmica, judo, etc.

Tecnología

Taller de Tecnología, robótica, programación y juegos. Aula de informática, aula de Audiovisuales. El colegio dispone también de laboratorios Física, Química y Ciencias Naturales.

NOVEDADES

C.E.I.P Juan de la cierva

Mucho más que un centro publico
Presentación e instalaciones

Somos un colegio sostenido con fondos públicos, preocupados por la igualdad de oportunidades, la inclusión de todos y la no discriminación, que busca el equilibrio entre la transmisión y puesta en práctica de los valores destinados a favorecer la libertad personal y la responsabilidad, con la adquisición de hábitos intelectuales y técnicas de trabajo. Nuestro Proyecto Educativo recoge la preocupación por garantizar la participación activa y democrática de todos los miembros de la comunidad educativa, convencidos de que la educación es una tarea común. Nuestro Centro es una organización compleja donde todos sus órganos colegiados buscan la implicación de las familias y del claustro de profesores en la dinámica del centro, según las competencias y responsabilidades de cada uno. Nuestro claustro de profesores está convencido de que incide directamente en personas concretas, con particularidades propias que se deben respetar, aprovechar y enriquecer. Por eso nos implicamos tanto en el desarrollo de actividades de aprendizaje, como en su socialización a través de tareas que permitan su participación e integración en la escuela. Nuestra capacidad de innovación se guía por la convicción de que las distintas áreas del conocimiento deben proporcionar las herramientas para ayudar a los alumnos a resolver los problemas a los que los seres humanos nos vamos enfrentando en el proceso diario de ser cada día más humanos. El colegio público Juan de la Cierva es considerado un centro de amplias dimensiones; consta de 3 plantas y aproximadamente 60 dependencias

  • Aulas e instalaciones

    como: aulas, gimnasio, aula de informática, logopedia, comedor escolar...

  • 936 ALUMNOS

    En nuestro centro

  • Profesores

    Educación Infantil y Primaria. Profesores especialistas y de apoyo.

  • a.m.p.a.

    Realiza actividades que complementan la educación de los alumnos.

JUAN DE LA CIERVA Y CODORNÍU

Juan de la Cierva y Codorníu (1895-1936) nació el 21 de septiembre de 1895 en Murcia, ciudad en la que vivió hasta su traslado a Madrid, por motivo de los cargos políticos de su padre D. Juan de la Cierva y Peñafiel.

En el Madrid de la época que contaba con 400.000 habitantes y concretamente en el colegio del Pilar, situado a la sazón en la calle de Goya nº 13, inicia Juan de la Cierva su bachillerato junto a Ricardo de la Cierva (su hermano). Allí conoce a dos de los personajes que quedarían unidos para siempre a la historia de nuestro amigo y marcarían en parte su futuro, uno de ellos: José Barcala, el otro: Tomás de Martín Barbadillo. Con B de Barcala, C de Cierva y D de Díaz, de Pablo Díaz, hijo de un carpintero que tenía a la sazón, un taller en la calle Velazquez nº 10 de Madrid esquina a Villanueva, se constituyó la que sería una de las sociedades pioneras en la construcción de aeroplanos en España, la B.C.D. Su gran interés por la aeronáutica hizo que, incluso cuando estaba estudiando ingeniería en la Escuela Especial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos en Madrid, continuara con sus estudios sobre aeronáutica en su tiempo libre siguiendo los trabajos de F. W. Lanchester y N. Jonkowski. A partir de 1916 se dedicó a realizar proyectos y a construir planeadores y aviones de ala fija; sin embargo, en 1919 un biplano experimental trimotor diseñado por él se estrelló. Como consecuencia de este accidente, De la Cierva decidió cambiar los diseños de aviones de ala fija por los de alas giratorias.
Sus tres primeros prototipos fracasaron porque los rotores estaban fijos de forma rígida al cubo central. Sin embargo, articulándolos libremente consiguió la suficiente fuerza de sustentación para que la máquina volara. El primer autogiro se elevó aproximadamente 200 m en enero de 1923, y realizó tres vuelos sucesivos, uno de ellos de 4 Km. aproximadamente. Después de diversas investigaciones y mejoras, en 1925 De la Cierva se trasladó a Gran Bretaña para continuar con su trabajo, y allí pronto pudo crear una compañía comercial: la Cierva Autogiro Company. Fundó también otra compañía para el desarrollo del autogiro en Estados Unidos, e hizo demostraciones de su aparato en Francia, Italia y Alemania.
De la Cierva continuó desarrollando sus diseños, haciendo volar un autogiro a través del Canal de la Mancha en 1928, y desde Inglaterra a España en 1934. Sin embargo, no vivió lo suficiente para ver su autogiro convertido en helicóptero . En 1936 volvió a Gran Bretaña y murió en un vuelo de rutina al estrellarse el avión de pasajeros en que viajaba en el aeropuerto de Croydon, cerca de Londres, en 1936.

Nuestro Regimen de Reglamento Interno

Escribanos

Envíenos un mensaje con su consulta